Un consejo para el futuro

Publicado por Carlos Mejías el 30 de Agosto de 2013

Te voy a dar un consejo para el futuro, ahora que la estúpida felicidad ha desaparecido, dejándote así ver la realidad. No vuelvas enamorarte. No vuelvas a enamorarte nunca. Porque el amor no está hecho para ti. Por mucho que lo intentes o por mucho que luches, el destino te ha demostrado una y otra vez, que ese no es tu camino.

Y no confíes en nadie que te diga que te quiere. No creas las palabras aduladoras de nadie. No te fíes de quien te diga que le gusta tu personalidad o que le pareces guapo. Y mucho menos de quien mirándote a los ojos te diga que son preciosos. No vuelvas a entregar tu corazón ni a demostrar tus sentimientos si no quieres que vuelvan a ser pisoteados. No luches cada día por la persona que quieres, pues llegará el día en que toda esa lucha se volverá en tu contra. No imagines planes de futuro con nadie porque cuando esa persona desaparezca te sentirás una persona sin futuro. No llores por nadie, pues nadie jamás ha llorado por ti.

Comprende de una vez por todas que estás solo. Que sólo te acompañan tu familia y tus amigos. Unos porque te han tocado desde que naciste y los otros porque siempre estás ahí para ellos, y son lo suficientemente inteligentes para saber que eres una persona que siempre les ayudará por muy mal que te traten.

Ya te he dado mi consejo, aún sabiendo que nunca me vas a hacer caso. Porque tú forma de ser te impide dejar de darlo todo siempre por los demás, porque eres incapaz de no demostrarle a los demás que los quieres o que los necesitas. Porque por muchas veces que tu corazón se rompa, siempre encuentras la manera de arreglarlo. Porque eres capaz de seguir queriendo a aquellos que ya no te quieren y de perdonar a los que te hacen daño. Yo ya te he dado mi consejo, estúpido romántico, aunque sepa que nunca vas a hacerme caso.